La respiración completa, también llamada respiración yóguica (es un ejercicio clásico del yoga), se realiza unificando las tres respiraciones anteriores: abdominal, torácica y clavicular. Es evidente que este ejercicio busca aprovechar toda nuestra capacidad pulmonar.

Es un ejercicio que más allá de una relajación y una magnífica oxigenación, lo que proporciona es un entrenamiento en el “autocontrol”, pues voluntariamente dirigimos todo el proceso. Aporta serenidad, claridad y concentración. Es estupendo a todos niveles: tanto en lo físico, como en lo emocional y en lo mental.

Beneficios de ésta respiración:

Aprovecha y amplia toda nuestra capacidad pulmonar
Proporciona una gran oxigenación
Activa la circulación y tonifica el corazón
Masajea los órganos
Nos entrena en el autocontrol
Mejora la percepción de uno mismo, y por ende la autoestima
Proporciona serenidad y concentración

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.