Suelta y Abraza

No basta con soltar y soltar. Parece que eso de soltar o soltarse de emociones y situaciones se ha puesto de moda. ¡Todos hablan de esto! S-O-L-T-A-R es ya una palabra tótem del crecimiento personal. Pero ¿por qué nos resulta tan difícil? Seguramente sea porque soltar implica directamente la idea de “perder algo” y produce no pocas veces una sensación de vacío. “Me atrevo y ahora qué, me planteo salir de una relación dañina y qué pasa luego, suelto los apegos y en qué me quedo…”

Creemos que soltar debe implicar aceptación o abrazar parte de una realidad de nuestro vivir de la que más o menos conscientemente estamos huyendo, tapando, llamando de otra manera y en definitiva no queriendo ver. Abrazar y/o aceptar tiene que ver con un paso más profundo en la liberación de la mente condicionada por creencias antiguas que limitan y empobrecen la experiencia en la vida.

Por sus propias características, la mente se mueve sobre la polaridad o dicho de otra forma distingue por que compara. Así, se sabe qué es la enfermedad porque se puede comparar con la salud y al revés. Este es el juego de la mente dual. Es un mecanismo que puede utilizarse a nuestro favor para ir a la zona del centro mental donde existe paz, energía, vitalidad, calma, intuición y una profunda comprensión de nuestro sentir e identidad. Te damos aquí algunas pistas que te pueden ayudar a identificar qué es lo que en este momento preciso de tu vida necesitas soltar y abrazar para conocer el centro mental del que te hablamos. ¡Buena suerte y ánimo!

 

 

Conoces la serenidad cuando sueltas el control y abrazas el desorden y el error.

Conoces el amor cuando sueltas la necesidad y abrazas la soledad.

Conoces la humildad cuando sueltas la preocupación y abrazas que los demás sigan su camino sin ti.

Conoces lo auténtico en ti cuando sueltas las apariencias y los juicios sobre ti mismo basados en las opiniones de otros y abrazas la realidad de lo que sientes; todo lo que sientes, aunque no sea brillante.

Conoces el verdadero éxito cuando sueltas la manipulación y abrazas el fracaso.

Conoces la libertad cuando sueltas la necesidad de ser reconocido y especial y abrazas el hecho de que todos somos iguales.

Conoces la abundancia cuando sueltas la idea de perder si das y abrazas lo que tienes.

Conoces tu sabiduría cuando abrazas tu ignorancia y conoces la realidad.

Conoces el agradecimiento cuando sueltas el miedo a pedir y abrazas que sean otros los que te den lo que no tienes.

Conoces el cambio y la transformación cuando sueltas tus convicciones más arraigadas y te atreves a cuestionar todo lo que sabes acerca de ti.

Conoces la vida cuando sueltas tus miedos y abrazas las consecuencias de vivir y a veces no ganar.

Conoces la satisfacción cuando sueltas la ansiedad y abrazas la realidad sin falsas expectativas.

Conoces la salud cuando sueltas la culpa y abrazas la enfermedad.

Conoces la bondad cuando sueltas tu poder y abrazas tu vulnerabilidad.

Conoces tu esencia y tu propósito aquí, cuando sueltas tu pasado y abrazas la luz que eres y la sigues pase lo que pase.

Abraza tu miedo hasta que te des cuenta  que no abrazas nada.

Quiénes somos

Leer más

www.animocrecimientopersonal.com

Quiero Suscribirme

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.