Desde el primer día que empecé en la clase de Yoga Ekavira, que me he sentido tan a gusto, por el trato de Mabel, la sala que es muy acogedora y que decir que aparte de aprender la práctica del yoga, cada día aprendes cosas nuevas, hablamos de un tema diferente cada cuál más interesante y por supuesto a ser cada día más conscientes, a observar y aprender a vivir el aquí y el Ahora, por supuesto siempre desde el Amor, como enseña y transmite Mabel, con su dedicación, esfuerzo y entrega.
Gracias Mabel eres todo Amor.

SAGRARIO

 

14 octubre, 2016

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.